El conjunto de Peñalba, con su ramillete de casas apiñadas alrededor de la iglesia, en el centro de un paraje majestuoso, y de un ambiente medieval y silencioso que todo lo envuelve, siempre ha suscitado elogios y bellas palabras entre cuantos lo han visitado. Así, Rollán Ortiz, en su libro «Iglesias mozárabes leonesas» (1976), dice: «Peñalba de Santiago es, como el de Montes, un pueblo detenido en un lejanísimo día medieval, en mitad de un pródigo derroche de la naturaleza» Más expresivo, si cabe, es Luis Pastrana en «Provincia de León» (1980): «Pocos lugares hemos conocido como Peñalba. Las casas, piedra gris y lajas de pizarra en el teja-do, forman parte de la tierra; sus mismas gentes son los personajes indispensables de un cuadro insólito». Pedro García Trapiello, al escribir la última «Guía de León» (1992), no olvida otro importante aspecto de los atractivos peñalbeses: «El pueblo es en sí mismo y en sus gentes un capítulo bastante puro de la etnografía leonesa. Si fascina el lugar, su iglesia embelesa».

Y es que hablar de etnografía en Peñalba es hablar de lo cotidiano, de sus costumbres, de las tradiciones y consejas secularmente heredadas, de las faenas agrícolas y de sus fiestas, con el patrón Santiago como manifestación más importante.

Textos obtenidos de obras de David Gustavo López

http://www.peñalbadesantiago.es

 

Dirección postal

Dirección postal:

Peñalba de Santiago, León, España

GPS:

42.4273689, -6.5406465999999

Teléfono:

-

Planificar mi ruta

Deja una reseña

Solo los usuarios registrados pueden añadir una reseña